Testimonios completos en la Página de Inicia

Lua es la luz que me hacía falta para verme a mí misma y priorizarme. Me aportó herramientas para implementar los cambios que quería hacer. Ha sido pilar clave en un proceso personal durísimo de enfrentar, y con ella he logrado sentirme fuerte, desde adentro hacia afuera.

Recomendaría a Lua a toda la gente que más quiero porque quiero lo mejor para ellos. También a quienes busquen una guía personal y apoyo incondicional para alcanzar las metas, abrir el alma y aprender a escuchar el cuerpo.

Sugiero que vayan a la primera consulta y vean de qué se trata la propuesta.

Lua es Empoderadora, mi conciencia :P, inteligente, paciente, consistente, ejemplo a seguir, abierta, profesional.

Me forzó a analizar mis sentimientos. El cambio tangible más grande fue conocerme y entenderme a mí misma, conocer mis fortalezas, valorarlas, descubrir mis debilidades y manejar mis relaciones interpersonales.

El cambio global más significativo es quererme más, priorizarme, respetar mis valores y sentimientos.

Recomendaría a Lua a toda persona que pueda abrirse y confiar, yo creo que en todos podría lograr un cambio positivo, otras formas de ver el mundo, ayudar a analizar con otra lógica los “problemas”. Todos estamos un poquito contaminados y a veces necesitamos a alguien que nos ayude a purificarnos.

Lua fue capaz de ayudarme a alcanzar mis metas a través de la conciencia, siendo consciente de que todo depende de mí y de mi confianza para lograr las cosas que deseo, ayudándome a reflexionar por qué quería esos objetivos, así como poder acercarme a mis metas.

Lua es una persona con una energía hermosa, con sólo verla se siente su amor por lo que hace. Tiene una actitud por la vida admirable. Sabe escuchar y dar respuestas desde el amor y con mucha responsabilidad y respeto hacia la otra persona.

Logré el objetivo más grande que tenía, que era bajar de peso. Lua me ayudó a alcanzar mis metas con nuevas recetas, aconsejando cosas que puedo suplantar para una mejor alimentación, conociendo siempre el estado de mis emociones.

Me siento una persona más libre, más ligera, con grandes cantidades de toxinas liberadas. Una experiencia totalmente renovadora en todo sentido.

Lua es una persona muy capaz, abierta a escuchar, con grandes conocimientos en el tema, e incluso cada día incursiona más en él para seguir nutriéndose. La recomiendo a toda persona que quiera mejorar su aspecto físico y mental, que desee mejorar su salud y esté dispuesta a un cambio positivo.

El cambio más significativo es la confianza en mí misma, tanto a la hora de elegir mi alimentación y la de mi familia, como en la forma en que vivo mi vida. Ahora soy dueña de mí misma. La forma de alimentarme ahora es consciente y apuntando a lo más natural posible. Elijo los ingredientes de cada comida que preparo y presto atención a las etiquetas de lo que compro. Lua me ayudó a armonizar todo mi ser, tanto conmigo como con la naturaleza y los demás seres vivientes. Definitivamente ahora soy una mujer más feliz y sé que no lo habría logrado sin ella.

Lua es una persona con vocación humanista, comprensiva y empática. Cuenta con herramientas innovadoras y certeras, y un enfoque holístico que funciona, valiéndose del Ayurveda para lograr en sus pacientes una transformación completa, coherente y realista, apuntando a una alimentación natural y consciente.

Lua ha formado parte de un proceso muy importante para mí, ha trabajado conmigo integrando diversos aspectos que me ayudaron a concebirme como un todo cuerpo-mente y a valorar a mi persona por sobre todas las cosas. Me siento fortalecida luego de este proceso, he aprendido mucho acerca de mí misma a través de su mirada y su asesoramiento.

Lua es una persona comprensiva, empática, con una excelentes habilidades de comunicación y gran capacidad para sugerir soluciones a los problemas específicos de cada individuo, siempre desde una enfoque positivo del ser humano. La recomiendo a cualquier persona que desee cambiar su estilo de alimentación, o que tenga dificultades en su relacionamiento con la comida.

El cambio más significativo es reafirmar que sí puedo seguir una dieta vegana, respetando mi salud , mejorándola y descubrir cuál es mi mejor dieta.

El cambio tangible más grande fue, principalmente, el incremento de energía, logrando llegar al fin del día sin estar agotada. También, disfrutar de cocinar, algo que pensaba que no era para mí.

Lua me guió y acompañó en todo el proceso, dándome recetas y pautas de alimentación, tomando en cuenta mis objetivos y lo que íbamos descubriendo.

Lua es una muchacha tranquila, que escucha atentamente y lee al paciente mas allá de lo que uno dice,  apoyando en la guía de la alimentación, pero también dando contención para lograr los cambios.

El cambio más grande que he notado ha sido la variedad de alimentos que he podido incluir en el consumo diario y el conocimiento de cómo abarcar ciertos temas que son difíciles para mí.

Lua es muy comprensiva, sabe escuchar las necesidades del otro. Tiene una gran vocación por ayudar y tiene muy buenos conocimientos sobre nutrición y alimentos. La recomiendo a todas aquellas personas que quieren hacer un cambio en su vida, desde la alimentación hasta el crecimiento personal.

El cambio más grande es que mi conciencia en cuanto a los alimentos se hizo más plena y responsable, no sólo en el respeto hacia mí misma, sino también con el entorno. Entender que ir a lo más natural y menos procesado forma un ciclo más comprometido con la naturaleza y la localidad donde habitas. Además, me deshinché totalmente,  me siento bien, liviana, y se me fue la celulitis!!!!!!!!!!

Me encantó el programa. Aprendí a cocinar con semillas, que era mi inocente objetivo primario, pero también profundicé en ciencias de la alimentación como la macrobiótica o el ayurveda. Mientras cocinaba mis primeros panes integrales y experimentaba con fermentos probióticos, mis hábitos diarios fueron cambiando. Entendí que hay un paralelismo entre cómo me alimento y cómo entablo mis vínculos afectivos. Aprendí mucho más de lo que fui a buscar 😉

Lua una vez me dijo que las buenas elecciones son ahora, no es un restringirnos algo para siempre, es verlo como una elección del hoy, y si no tomo una buena elección no frustrarme si no corregirla, esto me motiva a seguir cada día sumando buenas elecciones.

La “frutilla de la torta” del Programa fue comenzar a cocinar con azúcar mascabo y dejar el azúcar refinada. Una de las cosas que creía realmente imposible en mi vida, siendo adicta al azúcar, amando el dulce de leche, los helados, chocolates, galletitas, tortas. El dejar el azúcar refinada me llevó a cocinar las cosas dulces para ocasiones especiales y a no comprar más cosas de paquete que ya venían con un montón de conservantes y químicos además del azúcar refinada.

Lua es sincera, amorosa, luminosa, intensa, comprometida, dispuesta, vibrante, alegre.  Agradecimiento a la vida que haya cruzado nuestros caminos. Gracias, gracias y gracias!!!

Write a comment